Blog de un MiniBicho

Archive for the ‘1º mes’ Category

Dicen mamá y papá que no lloro mucho. Y es verdad, pero a veces tengo que llorar para hacerles entender que tengo hambre, que tengo el pañal lleno, que tengo gases… aunque a veces lloro porque simplemente me aburro y quiero estar con ellos, ¡quiero su atención! Y es que me lo paso mucho mejor en sus brazos que en la cuna, yo solito…

Empiezo a llorar…

… ellos se acercan a ver qué me pasa:

… me dicen cosas bonitas:

… yo les hago una miradita para que digan “ay, qué guapo es”:

… y finalmente lo consigo y me hacen caso:

¡Es que me gusta que me presten atención! Aunque debo decir que lo tengo fácil, porque me hacen muuucho caso (y me encanta, claro).

😉

Anuncios
Etiquetas: ,

El sábado cumplí oficialmente un mes, algo que papá y mamá llaman “cumplemes” y lo celebramos durante todo el fin de semana. Mamá me compró ropita para mi cumplemes. Os la enseñé en otro post, pero aquí me la podéis ver puesta:

El sábado compartimos la tarde con amigos de papá y mamá que cumplían años. Ellos ya son mayores y creo que cumplen tantos meses que directamente han decidido empezar a contarlos en años, qué gracia.

Primero fuimos a ver a Ayako, Javi y Pablo, que celebraban su cumpleaños, y ahí conocí a un montón de gente más, pero a mí me interesó la conversación que tuve con un pequeñajo que todavía tiene que nacer, ya que todavía está en la barriguita de su mamá. Mientras papá me daba de comer, el pequeñajo y yo hablamos un rato en secreto y le dije que estuviera tranquilo, que esto de nacer estaba chupao 😀

Aquí me tenéis con mamá, esperando mi bibi:

Y ya comiendo con papá (mientras él hablaba con Javi y con otros amigos, yo estaba de cachondeo con el otro pequeñajo):

Después fuimos al cumple de otra amiga de papá y mamá, Karen… ¡qué fiesta tenía montada! Todo el mundo me dijo que era muy guapo, jejejeje. Al rato de estar ahí mamá quería dejarme en una habitación a oscuras a dormir, pero yo dejé claro que soy el rey de la fiesta y que quería estar en el meollo de la misma, ¡qué se creen! 🙂

Y aquí me tenéis con Karen, jejejeje:

El domingo fuimos a dar una vuelta laaaaarga laaaarga por la zona del río y después papá y mamá celebraron mi cumplemes tomando un biberón enorme de un líquido rojo que entendí que se llamaba “vino”. Debe ser un biberón muy especial, porque después de tomarlo papá y mamá estaban muy graciosos, jejejeje.

😉

Por cierto, las fotos del primer cumpleaños son de Pablo y la foto del cumple de Karen me la ha mandado Karen (he editado el post porque parece ser que la primera foto que puse, hecha por Carlos, no le gustaba a Karen, jijijiji).

Etiquetas:

El otro día mamá estuvo en un centro comercial y aprovechando algo llamado “rebajas” acabó comprándome ropita, pues dice que ya empiezo a ser mayor y que ya puedo llevar menos pijamitas y más ropita de mayor… ¡sí! 🙂

Eso sí, mamá sólo compró los pantaloncitos en la zona de “rebajas”, el resto de cositas las compró en la zona normal, así que no sé yo si aprovechó del todo lo de las “rebajas”, pero bueno:

A mamá le encanta comprarme cositas, sean del sitio éste de “rebajas” o no, jijijiji… ¡y a mí me encanta que me las compre! 😀

Y ayer recibí otro regalito que me enviaron desde San Paco los titos Pauline y Richard… ¡un montón de bodys y un arrullo súper moderno! Mirad, mirad:

¡Me encanta!

😉

Etiquetas: , ,

Hoy hace cuatro semanas que decidí pinchar la bolsa de agua que me recubría para que mamá y papá pudieran verme y tocarme y besarme… ¡Ya tengo cuatro semanas! 😀

Si tengo que resumir esta última semana diré que he comido mucho y también he tenido muchos mocos (he aprendido esta palabra esta semana, porque mamá y papá no paran de decir “qué moquitos tiene, pobre”). Empecé la semana con problemitas estomacales, pues me costaba mucho hacer caca y papá y mamá decidieron probar una leche distinta, siguiendo los consejos de mi amiga la pediatra. La leche nueva me gustó, estaba muy rica y entraba sola ¡pero me sentó fatal, porque me pasaba todo el día con muchísimos gases! Así que papá y mamá volvieron a la leche original, pero detectaron mis señales, se dieron cuenta de que yo tenía ganas de más y… ¡me dan más leche en cada toma! Yo, para compensar, intento alargar las horas entre toma y toma pero… pero… pero… a veces no puedo y a las dos horas y media ya empiezo a pedir bibi… ¡es que me gusta mucho comer! (ayer me dijo papá “de casta le viene al galgo” y que si era un refrán. Yo como no sé todavía ni lo que es un refrán, ni lo que es casta, ni galgo, no me entero, pero bueno).

Esta semana he vuelto a ponerme delante del ordenador (como la semana pasada, cuando hablé con els avis y con la prima Gemma) y he conocido a mis titos Pauline y Richard, que viven en un sitio que papá llama “San Paco” (lo he buscado en la bebepedia, pero no lo he encontrado… no sé dónde está…) y hablan en un idioma diferente al de mamá (que es catalán, éste ya me lo he aprendido) y papá (que es castellano y que también me lo he aprendido). Mamá me dijo que hablan en inglés y entonces yo recordé el día que nevaba y que mamá me dijo aquello de “neu en català, nieve en castellano, snow en inglés”. Intenté decirles “snow”, para demostrarles que ya sé hablar inglés, pero es que todavía me cuesta un poco… seguiré intentándolo. Me gustó mucho conocer a los titos Pauline y Richard, son muy simpáticos, aunque los pobres tenían cara de sueño, jejejejeje… ¡Y tienen una habitación muy chula en su casa de San Paco para que vayamos a verlos! Papá me decía que entonces me daría biberones de filetacos, que parece que es una comida que a papá le gusta mucho.

El lunes fui con mamá en autobús hasta la clínica donde nací y allí me hicieron una prueba que no me gustó nada: me pegaron unas pegatinas con unos cables en la nuca, la mejilla y la frente y luego unas orejeras en las dos orejas… No era una prueba dolorosa, pero ¡tengo pelo ahí y duele cuando me quitáis todo eso, jo! Mamá me decía que me estuviera quieto y en silencio, pero yo no entendía por qué y no paraba de preguntárselo… Al segundo intento, como no quería que me volvieran a hacer daño arrancándome las pegatinas aquellas, decidí estar quietecito, pero como tenía moquitos, de vez en cuando se me escapaba un “ronquido” y se escacharraba la prueba. Jo, qué prueba más sensible, de verdad. Creo que al final sólo salió la mitad de la prueba y la otra mitad la tendremos que repetir la semana que viene, qué rollo. Ya intentaré estar en silencio entonces…

Como tenía tantos moquitos y me costaba respirar, papá y mamá se preocuparon un poco y decidieron llevarme a que me viera mi amiga la pediatra. Ella les tranquilizó aunque le dio a mamá un aparato horroroso a través del cual mamá intenta quitarme los moquitos: me gusta el resultado, porque puedo respirar mejor, ¡pero es muy desagradable, jo! A veces parece que se me fuera a salir el cerebro por la nariz!!!

Y poco más. Mamá y yo hemos salido a pasear (y de compras también) siempre que no caía agua del cielo. ¡Estoy tan cómodo en mi Stokke Xpory! Eso sí, ya tengo ganas de que haga menos frío para poder ver un poco más, que me gusta mucho esto de pasear con mamá (lo de ir de compras me gusta regular, sólo si vamos a comprar cosas para mí ^_^).

😉

Ah! Y me han pesado en la farmacia y ya peso… 4120gr!!!! ¡Estoy grandote!!!! 🙂

Etiquetas:

Sol, soleeeet… vina’m a veure, vina’m a veure. Sol, soleeeet, vina’m a veure que tinc freeeed…

(Mamá canta esta canción muchas mañanas, especialmente cuando está nublado o cae agua del cielo.)

Esta mañana, aprovechando unos ratos de solecito y después de que mamá me haya llevado a “hacer gestiones” (deben de ser cosas de mayores), mamá y yo hemos salido corriendo a dar un paseo por la zona del río para aprovechar el solecito. Bueno, corriendo ha salido mamá, pues yo iba tan cómodo en mi Stokke Xplory, jejejeje 😀

La zona del río es un paseo nuevo en el que no hay coches, sólo árboles, juegos para niños, zonas para sentarse y un paseo paralelo al río. Dice papá que antes ahí había una carretera muy grande llena de coches y más coches. No sé, yo no lo he visto y papá a veces es un poco carroza, así que quién sabe, jijiji, pero sea como sea, me gusta pasear por esa zona cuando hace solecito, ¡se está muy tranquilo!

Y cuando sea un poco mayor, me subiré a todos esos juegos para niños que hay… ¡que ya tengo ganas! (no os dejéis engañar por el hecho de que parezca que voy dormido, porque me entero de todo!!!).

😉

Etiquetas: , ,

Ayer recibí mi primera carta… sí, sí, una carta dirigida oficialmente a mí… ¡qué ilusión! No era una carta dirigida a mamá o a papá con cosas para mí, no… Era una carta dirigida a mí, ¡por fin! ¿Y qué contenía la carta? Pues una tarjeta con la que puedo ir a ver a mi amiga la pediatra (es mi amiga porque me cae muy bien). Así que no sólo recibí mi primera carta, sino que también recibí mi primera tarjeta.

Ya empiezo a ser una persona importante ¿Llegaré a tener tantas tarjetas como mamá y papá?

😉

Desde que nací, mamá y papá se han quejado mucho del tiempo. Dicen que todos los días cae agua o nieve del cielo y que así no podemos salir a pasear ni yo puedo tomar el sol… ¡Es un rollo!

Por eso, siempre que hay un agujero en las nubes y sale el sol, mamá rápidamente me pone a tomar el sol porque dice que es bueno para mí, que me da no-sé-qué cosa que es buena para mí… pues vale:

Me gusta tomar el sol… a ver cuándo deja de caer agua del cielo y puedo tomar más el sol!

😉

Etiquetas: ,

Categorías

Archivos

Estadísticas

  • 72,023 hits

Álbum del MiniBicho

Mi twitter

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.