Blog de un MiniBicho

Posts Tagged ‘análisis

Hace una semana o así visitamos otro médico. Ya, ya lo sé, seguro que vosotros, como yo, diréis “¿otroooooooo?”. Pues sí, otro. No era el primer doctor, ni el doctor de siempre, ni el doctor arcoiris ni el doctor aburrido… ¡era otro doctor!

Papá y mamá me explicaron que era el doctor anestesista que tenía que ver a mamá para asegurarse de que no había problemas con algo llamado “anestesia epidural”. El señor doctor miró los análisis que nos hicieron a mamá y a mí hace un par de semanas (¡por favor, que sean los últimos, que estoy harto de análisis!) y luego le puso una especie de ventosas en el pecho y unas pinzas en las muñecas y los tobillos, ¡qué cosa más rara! Nos dijeron que no nos moviésemos y después de un rato salieron unas rayas muy raras en un papel que el señor doctor anestesista revisó, metió en un sobre y dijo “todo bien”. Pues vale, todo bien.

Luego nos dio un papel en el que se explican los riesgos de esto llamado “anestesia”. ¿Qué mal rollo, no? Y nos explicó a todos que la epidural para cesárea era un poco diferente a la otra (¿qué otra? ¡Yo voy perdido!), pero que todo está bien y no debería haber ninguna complicación.

Mamá y papá salieron contentos de la consulta. Dijeron que ya tenían todas las pruebas y todo listo para cuando yo decida salir… porque claro, ¡ellos no saben cuándo voy a salir! Yo sí, jejejejeje, que lo tengo decidido desde hace mucho tiempo.

😉

Hoy mamá estaba bastante nerviosa. Sabía que papá estaba fuera haciendo algo muy importante, pero mamá estaba nerviosa hasta después de eso… Durante todo el día me he preguntado qué le pasaba y las 18h he descubierto qué pasaba: íbamos al médico a recoger unos análisis y algo llamado “screening”.

El médico le ha dicho a mamá que está muy sanota y que sus análisis han salido muy bien. De hecho, el médico le ha recetado un complejo vitamínico sólo porque mamá le ha preguntado y le ha explicado que no toma mucha leche, pero vaya, el señor médico no le ha dado más importancia al asunto, así que bien. Parece ser que mamá tiene bajos los anticuerpos de la rubeola, lo cual tiene sentido porque dice ella que nunca la pasó (yo no sé qué es eso, pero se ve que se “pasa”), pero el médico tampoco le ha dado importancia (aunque creo que tendrá que pincharse después del parto, pobre…). Eso sí, parece ser que mamá ha dado negativo en algo llamado “toxoplasmosis” y eso le ha dado un poco de rabia, porque significa que no puede comer ciertas cosas. Cuando hemos salido, me ha susurrado que tendré que esperar unos años en probar el jamón, el sushi o algún queso espectacular… ¡jo! ¡Yo quiero probar sushi de toro! 😦 ¡Y jamón! 😦 ¡Y chorizo! 😦 Es que mamá cuando piensa en ello se le hace la boca agua, así que creo que tiene que estar rico-rico 😀

Además de sus análisis, hemos estado viendo algo llamado “triple screening” que hacen para ver cómo estoy yo y si tengo probabilidades de tener una enfermedad llamada síndrome de down. Mamá y papá estaban preocupados (creo que como todos los padres), y aunque con la ecografía de la semana pasada se tranquilizaron bastante había que ver los resultados completos. El médico le ha dicho que yo estoy bien, que los resultados entran dentro de lo normal y que no le recomendaba hacerse una prueba más “invasiva” ha . Sí, ¡estoy sanote! Así que papá y mamá ya están listos para contarle al mundo que estoy aquí… ¡qué ilusión! Ya no seré un secretito, jejejeje.

Y poco más, después de las vacaciones, sobre la semana 20, nos tocará ir al médico otra vez a por una ecografía. Me gustan las ecos porque puedo saludar a papá haciéndole el saludo vulcaniano (y sé que le gusta mucho), pero espero que esta vez no le aplasten la barriga a mamá para verme mejor… ¡que eso no me gusta! ¡Ni a mí, ni a mamá!

🙂

Hoy me han sacado sangre. Bueno, a mí no, a mamá… pero con la cantidad de tubos que le han sacado, ¡seguro que mi ración de sangre también se ha visto mermada! 😦

Y es que hoy teníamos análisis de sangre completo. Según la señora doctora que estaba erre que erre queriendo disecar a mamá, el ginecólogo había pedido de todo y claro, la señora doctora venga a sacar tubos (y mamá y yo acojonados, claro).

Mamá también ha tenido que mear en un vasito, ponerlo en una bolsita, coger el autobús circular hasta llegar a Plaza España y esperar en la clínica. Todo con su pipí en la mano. Desde luego…

Ahora nos toca esperar los resultados, a ver si nos dicen que todo va bien y por fin me dejan hacer público este blog.

🙂

Etiquetas: , ,

Categorías

Archivos

Estadísticas

  • 71,830 hits

Álbum del MiniBicho

Mi twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.