Blog de un MiniBicho

Posts Tagged ‘semana

¡Toma ya! ¡Cuatro semanas de golpe! Se me acumula el trabajo, pero es que esto de que en la guarde no tengan wifi me viene fatal, la verdad, y a veces para poder tuitear algo tengo que coger prestados los teléfonos de las cuidadoras jejejeje. Bueno, tenía cuatro semanas pendientes de mostraros, así que ahí van.

Mi semana 26

CollageW26

Comenzamos la semana diciendo adiós a la iaia, que había venido a verme unos días. El viernes fuimos a pasear por el río pero visitamos un montón de casas solares, que papá me explicó que participaban en un concurso. Pues vale. A mí lo de las placas solares y tal me daba igual, pero cuando vi las terracitas que algunas casas tenían, jo, qué envidia… allí una piscinita podría ir muy bien eh, papá y mamá? El sábado fuimos al hotel donde mamá y papá se casaron para celebrar su aniversario de boda, que es como mi cumplemes pero a lo grande, creo. Disfrutamos mucho y mamá me dejó probar el helado de mojito que me encantó, jijijiji… ¡mamá, quiero más! Y poco más, terminé la semana yendo a la piscina, como todos los miércoles, ¡me encanta! 😀

Mi semana 27

collageW27

Empezamos la semana 27 con algo que no me gusta: ¡pinchazos! Me pusieron menos vacunas de ésas, pero igualmente duele, jo, aunque fui fuerte y lloré poco 😀 Eso sí, la doctora me dijo que había crecido y que estoy alto… ¡voy a ser como papá! Luego vino un tuitero, @ungatonipon, a traerle una botella de un líquido raro a papá que tenía muchos años y a verme a mí. Estuvimos pasando la tarde juntos hasta que yo me fui a dormir. Y el sábado fuimos leeeeejos (¡tuvimos que coger 2 trenes!) a casa de otros tuiteros con muchos más tuiteros a una barbacoa. Me lo pasé muy bien aunque hacía mucho calor, y había una piscina pero el agua estaba demasiado fría para mí (así que yo me quedé sentadito viendo como papá y el resto se bañaban)… fue muy divertido, pero también muy cansado para papá y mamá, que subir y bajar el cochecito de los trenes cansa. Algo les oí decir de que querían comprarse un coche o no sé qué…

Mi semana 28

CollageW28

El finde de la semana 28 fuimos a ver a los avis y a los tiets a Igualada! Y también vinieron dos tuiteros más, @martuchi y @miquelquintana a verme… ¡fue guay! Comimos juntos, merendamos, me dejaron probar el helado de chocolate y vainilla (qué rico)  y cuando yo ya me iba a dormir, ellos también se fueron. Me lo pasé genial, aunque estaba con un poco de fiebre y un poco tontorrón, como dice mamá. El domingo me encontré mejor y la iaia decidió sacar la bañera a la terraza y convertirla en piscina… ¡me gustó mucho! Mamá quedó completamente empapada, eso sí, jijijiji.

Mi semana 29

collageW29

Poca cosa que contar de la semana 29… guarde, calor, paseos, visitas de la tita… en fin, lo de todas las semanas 😀 Sólo el viernes nos reunimos con un montón de tuiteros en el Faborit a tomarnos algo. Mamá se pidió un zumo de naranja y mango granizado y me lo dejó probar y… ¡qué rico estaba! Yo quería uno para mí… ¡enterito! 😀

😉

Etiquetas:

Como siempre últimamente, se me acumulan las semanas… así que ahí va un resumen de lo que he hecho durante mis semanas 24 y 25.

Semana 24

CollageW24

Empezamos la semana en casa los tres y es que parece ser que era fiesta o algo… ¡pues genial! Estuve jugando con papá y mamá y básicamente no hicimos nada, aparte de dar un paseíto y jugar :D. El viernes me quedé en casa con mamá, que se había hecho daño en el pie, de manera que no fui a la guarde. Me lo paso muy bien allí, pero me gusta más estar con mamá! Y papá llegó temprano, dejé que ellos comieran y después me dieron la fruta a mí… ¡ñaaaaam! 😀

El sábado fuimos a comer a una parrilla argentina ¡qué envidia, porque olía estupendamente! Y yo con mis biberoncitos y mis papillitas (que no huelen así, de verdad os lo digo). Mamá, papá, yo quiero un vacío o una entraña de ésas y un poquito de ese choricito criollo y esa morcillita… vengaaaaaa. Al final no me dieron nada, me tuve que contentar con que las camareras me dijeran “qué lindooooo” con un acento que mamá me indicó que era argentino. Pues vale.

El domingo pasamos el día con los De Haller, Diego y Olga. Fuimos a comer al restaurante japonés de siempre, ¡cómo no! (llevo yendo a ese restaurante japonés desde que tenía tres semanas, e incluso antes, cuando estaba dentro de la tripita de mamá, aunque entonces ella no comía algunas cosas que ahora sí come) así que yo me dormí para no ver todas las cositas ricas que iban a comer, ¡que yo también quiero de eso! Me desperté cuando ya casi habían terminado y Olga estuvo un rato conmigo mientras papá y Diego jugaban cn un iPhone grandote (dice papá que se dice iPad). Mamá se lo robó un momento y me lo enseñó y… ¡me gustó! Es que el iPhone de mamá es muy pequeño. Papá, ¡quiero que me dejes tu iPhone grande o cómo se llame! 😀

El lunes acompañé a mamá al médico, que seguía con dolorcillo en el pie y el martes vi a la tita Puri, que hacía unos cuantos días que no la veía. Y el miércoles fui por primera vez a la piscina, a “clases de natación”, como dice mamá, así que me lo pasé bomba!

😉

Semana 25

collageW25

La primera mitad de la semana 25 fue muy tranquilita, porque el tiempo no acompañó demasiado… ¡estoy harto de tanto frío y tanta lluvia! Eso sí, el domingo por la mañana aprovechamos que no llovía para ir al Mercado de San Miguel, donde papá y mamá se compraron unas butifarras que tenían una pinta increíble (yo también quiero comer de eso, jo…).

El lunes fui a la guardería como siempre, pero por la tarde llegó la iaia… ¡genial! El martes y miércoles no fui a la guarde, me quedé en casa jugando con la iaia. En la guarde me lo paso muy bien, no me entendáis mal, pero lo cierto es que me gusta más que esté la iaia, eh? Porque además mamá llega justo para darme la fruta y eso me gusta mucho!!!!

😉

Etiquetas:

¡Retraso! Tengo dos semanas pendientes, así que ahí va un resumencillo de lo que he hecho en mis semanas 22 y 23…
Mi semana 22

Collage Semana 22

Mi semana 22 empezó muy bien ya que.. ¡nos fuimos a Igualada! ¡Y vimos a los avis! ¡Y a los tiets! ¡Y a los primos y amigos de mamá! Estuvo genial… además el domingo cumplí 5 meses, ¡toma ya! ¡5 meses! Soy graaaaaaande 😀

El lunes mamá se quedó en casa porque tenía que hacerse esa libretita llamada “pasaporte”, ¡como yo! Aunque yo me la había hecho unos días antes, jejejejeje. Y me dijo que ahora ya estábamos todos listos para viajar a Washington DC este agosto, ¡qué guay! Cruzaré el charco, como dice papá, aunque no sé por qué papá se emociona tanto al decir eso, que he mirado el significado de “charco” en la bebepedia y no es tan emocionante cruzar uno, jo, si se pueden saltar y todo a veces… En fin.

Y poco más. Por lo demás la rutina de siempre: papá me despierta, me cambia y me lleva a la guarde; allí Marga me coge, me da de desayunar, juego, me da de comer, juego un poco más, me da de merendar y viene a buscarme mamá; nos vamos a casa, duermo un poquito y vamos a buscar a papá; jugamos en casa todos, me bañan, ceno y a mimir. 😀

Mi semana 23

Collage semana 23

Empezamos la semana como siempre, aunque el viernes por la noche papá se fue a una cena por ahí y volvió muy tarde,así que mamá me bañó solita en el baño (¡no en mi habitación!) y pude sapicar todo lo que quise y más, jijijiji. Me dio el biberón y me fui a dormir… y a la mañana siguiente. cuando me desperté, papá ya estaba allí… aunque dormido. Mamá me lo enseñó antes de irme a desayunar, jejejeje. Al rato papá se despertó y me dio muchos besos.

El sábado por la noche vinieron muuuuuuchos amigos de papá y mamá a casa a ver una cosa de música que hacian por la tele, aunque a mí me pareció una excusa para ponerse ciegos a comer cosas ricas… ¡la que liaron!  Y a mí me dieron solo un biberón… no es justo, 😦 Eso sí, era un súper biberón de los míos, de manera que después de tomarlo me entró un sueeeeeeño… ¡y me quedé frito! Me desperté a veces porque hacían mucho ruido, pero soy un dormilón y el sueño pudo conmigo.

Y esto es lo más destacado de la semana, ya que el resto han sido paseos con papá por la mañana, guardería, paseos con mamá por la tarde y paseos con ambos por la tarde noche… 😀

😉

Etiquetas:

¡Se me acumula el trabajo! ¡Tengo la semana 21 pendiente todavía! ¡Y ya estamos en la 22! ¡Qué estrés! Es que en la guardería no tenemos wifi y tampoco ordenadores y aunque yo les digo que necesito actualizar mi blog, me miran con cara rara :D. Y claro, por la tarde me gusta aprovechar el tiempo al máximo primero con mamá y luego con papá, así que tengo poco tiempo, jo… Pero bueno, aquí tenéis mi semana 21:

Collage Semana 21

Lo más importante de la semana 21 fue la fiesta que celebramos en la guardería para San Isidro. Ya lo leísteis en el blog, me disfracé de chulapo el viernes y causé sensación. El sábado pasamos el día con los burgaleses Mar y Pedro, como también ya os he contado y paseamos por una Gran Vía con alfombra azul (me sentí toda una estrella). Y el domingo fui con papá y mamá a “la pradera”, que es un parque cercano a casa donde se juntan todos los chulapos y chulapas y básicamente comen, beben, compran rosquillas y no sé qué más. Eso sí, hacía un caloooooor! Y terminamos la semana celebrando mi “santo” y aunque papá y mamá pasan de estas cosas, me compraron un regalito súper chulo para mi hamaquita… Y poco más, la rutina de siempre: papá me despierta, me viste y me lleva a la guardería dando un paseo; allí Marga me da de desayunar, de comer y de merendar (¡frutaaaaa!) y justo después viene a buscarme mamá y volvemos a casa dando un paseo. Jugamos un rato, a veces me duermo una siestecita corta y solemos ir a buscar a papá al metro o al centro. Damos otro paseo, nos tomamos algo (bueno, eso ellos, yo no 😦 ) y a casa a bañarme, comerme el súper biberón de 240ml más seis cazos de cereales y a mimir. Y ése es mi día a día… Y aunque me gusta mucho jugar en la guardería y estar con Marga, la verdad es que me encantan los fines de semana y estar con papá y mamá todo el día!!!! 🙂

😉

Etiquetas:

Collage Semana 20

Empezamos la semana guay, porque pudimos ver un ratito a mi tiet Edu, que estaba de visita por trabajo aquí en Madrid. Yo estaba un poco grogui, porque la medicina que me daba mamá para lo de los oídos me deja un poco antontao, como dice ella, pero me hizo mucha ilusión ver al tiet (tieta, a ver cuándo vienes tú!). El fin de semana fue de descanso y de juegos en casa. Fuera llovía, así que mamá y papá se las arreglaron para hacerme pasar el rato en el sofá de casa… ¡y me lo pasé muy bien! Me gusta mucho salir a la calle, pero cuando no se puede, estar con papá y mamá es lo que más me gusta del mundo mundial.

Y poco más, porque el lunes mamá empezó a trabajar otra vez por lo que yo empecé la guardería en serio: papá me deja en la guarde a las 8h y mamá me recoge a las 16:30h. Son muchas horas, pero yo me lo paso bien con Marga, mi cuidadora, y sé que ellos hacen todo lo que pueden para que yo esté bien!!! Y es que luego, cuando me recogen, hablamos mucho los tres, hacemos mucho el “Eric volador”, que me encanta, y nos partimos de risa todos juntos.

Etiquetas:

Jo, entre que he estado muy liado y que me he puesto malito después, ¡no he podido actualizar el blog con mi tradicional post de cada semana! Peeeeeero, estoy decidido a recuperar el tiempo, así que aquí tenéis una recopilación de fotos de mis semanas 17, 18 y 19, 😉

Semana 17

Collage de la Semana 17

Fue una semana especial, porque celebramos los cumples de papá y de la tita Puri. Fuimos a comer a un japonés el viernes y a un italiano el sábado  (bueno, eso ellos, que a mí sólo me daban leche) y el domingo conocí a mi bisabuela (que me chivó mamá que es la abuela de papá). Es muy mayor y la pobre ya no ve ni oye mucho, pero yo creo que sí me vio porque dijo que era muy guapo, jijijiji. La verdad es que se puso muy contenta de verme, aunque un poco triste también porque claro, mi bisabuela es la mamá de mi abuelita que ya no está. Y el lunes llegó mi iaia Teresa y estuvimos toda la semana jugando y pasándolo súper bien, como siempre que viene a verme 😀

Semana 18

Collage de la Semana 18

A pesar de que la iaia seguía con nosotros en casa, y eso siempre me pone de buen humor, la semana empezó regular, ya que el jueves me subió esa cosa llamada fiebre. Mamá me llevó al pediatra y me dio una medicina de color rojizo y dulzona que me alivió el dolor. El viernes cumplí oficialmente 4 meses y lo celebramos estando todos juntos en casa, además de que era Sant Jordi con lo que yo le regalé una rosa a la iaia, papá y yo le regalamos una rosa a mamá, la iaia me regaló un libro y mamá nos regaló un libro a papá y a mí… ¡qué guay! El sábado mamá había organizado una fiesta de cumpleaños para papá en casa y vino muuuuucha gente, ¡qué bien me lo pasé! Aunque éramos tantos que pasé un poco de calor en brazos de mamá y al final tuve que ir a mi habitación a jugar un rato. El lunes mamá me llevó de nuevo al pediatra, porque yo tenía una tos muy “fea”, según ella y poca cosa más…

Semana 19

Collage de la Semana 19

Empezamos la semana regulín, también, y es que papá y mamá pillaron el mismo catarro que tenía yo y pobres, ¡estaban hechos polvo! El viernes, eso sí, me llevaron a la revisión de los 4 meses, en la que me pesaron (6.120gr) y midieron (60cm) y me pincharon 3 veces en los muslos… ¡jo, que dueleeeeeee! ¿Por qué me pinchan? Mamá y papá dicen que es por mi bien, para que no me ponga malito en un futuro, pero jo… ¡que dueleeeee! Que se pinchen ellos, no? 😦  El domingo celebramos el día de la madre y disfruté mucho organizándolo todo con papá, jejejeje, ¡creo que mamá también disfrutó de su día y de sus regalos! El lunes y el martes mamá me dejó unas horas en la guardería. Mamá lo pasó fatal, pero lo cierto es que yo me divertí mucho y Marga me cuida y me trata muy bien. Eso sí, el martes por la noche me puse malito del oído (parece que se llama otitis lo que tuve) y lo pasé fatal, ¡no dormimos nada! Pero a pesar del cansancio y del sueño, el miércoles mamá me llevó a la comisaría y salimos con mi DNI y mi pasaporte en mano. ¡Mola! 😀

😉

Etiquetas:

El miércoles cumplí oficialmente 16 semanas, me voy acercando peligrosamente a los 4 meses…

Collage semana 16

Ha sido una semana tranquila. El viernes pasamos la tarde con papá, como siempre, pero también con la tita Puri, que vino a verme, a jugar conmigo y a pasear un rato. El sábado fuimos a buscar un paquetito para mí: unas etiquetas con mi nombre, que dice mamá que necesito para la guarde; y después fuimos al Mercado de San Miguel, que como siempre estaba lleeeeeeno de gente. Ahí mamá se paró en una charcutería y compró dos butifarras, que se ve que es un producto muy típico catalán y que aquí es difícil encontrarlo… con una de ellas hizo unos macarrones que olían de bien!!!! Jo, y yo comiendo leche. Desde luego, el mundo no es justo. El domingo quedamos con los amigos Diego y Olga para comer en un restaurante griego. Yo estaba un poco enfadado, porque yo también quería probar esas cosas tan coloridas que llevaron a mesa, pero mamá me cogió en brazos, me tranquilizó y al final me quedé fritísimo. Sólo recuerdo que cuando salimos del restaurante, Olga me paseó un rato con mamá (mientras papá y Diego no sé dónde estaban) y cuando me entró el hambre, todos corriendo al Faborit, a darme mi bibi, jejejejeejje… ¡les hice sudar! Pero ya les está bien, que ellos siempre me ponen los dientes largos a mí… ¡y eso que no tengo dientes!

El lunes fuimos a ver  mi amiga la pediatra, ya que mamá estaba un poco preocupada porque últimamente como peor. Ella le dijo que podía ser que me hubiera cansado un poco de la leche (¡pues claro! Y más si siempre me llevan a restaurantes con cosas chulas y yo no puedo probar nada!) y que como tenemos revisión el día 23, depende del peso decidirán qué hacer. Pues vale.

Y poca cosa más. Hemos aprovechado los ratos de sol para dar laaaaaargos paseos por el río e ir a buscar a papá por las tardes, ¡me gusta salir a pasear!

😉

Más fotos en el Flickr de mamá, como siempre.

Etiquetas:

El miércoles cumplí oficialmente 15 semanas y mamá me cantó una canción que decía “15 semanas tiene mi amooooor” y yo la miraba con cara de susto. Mamá, por favor, deja de cantar la cancioncilla. Gracias 😀

Collage Semana 15

Mi quinta semana comenzó muy bien, en Igualada con els avis y els tiets. Y es que mi tiet Edu es también mi padrí y la tradición catalana, según me ha explicado mamá, manda que los padrins compren un pastel llamado “mona” a sus ahijados. Como yo todavía no puedo comer la mona, en vez de comprarlo decidieron que la tieta Neus hiciera la tarta… y creo que gustó a todos mucho, porque no quedó ni rastro, jejejejeje. Jugué mucho con la tieta Neus y el tiet Edu en mi manta de actividades “rústica” (que es como papá llama a la manta que tengo en Igualada, porque es una manta normal, no de actividades, que no te enteras papá!!!) y también con els avis.

El viernes estuve un buen rato con mi tieta abuela Natalia, que está un poco loca y me hace reír mucho. Me hizo hacer estiramientos en mi manta rústica y me trajo un muñeco que ríe de una manera muy divertida. Me gusta la tieta, es muy divertida, jejejejeje. Aparte de eso, fue un día de relax, de salir a dar vueltecillas por Igualada y estar con els avis, que me echan mucho de menos y aprovechan cada segundo para estar conmigo. Además, teníamos que coger fuerzas para el sábado, que fuimos en coche a Barcelona. Por la mañana quedamos con amigos tuiteros (que yo también soy tuitero!!!): Miquel y Marta y Pilar, Rafa y su peque Irene. Miquel me contó que justo al lado de donde estábamos había un edificio llamado Diputació o algo así que es donde estaban unos señores llamados “socialistas” y me dijo que esos no me tenían que gustar (no sé, yo asentía y le miraba atentamente, aunque no me enteré de nada, jijijiji) y Marta me achuchó mucho, me dio muchos besos y estuvo hablando un buen rato conmigo. Se nota que tiene experiencia con niños, porque yo le hablaba con mis uuuus y oooos y ella me contestaba, ¡qué guay! A la hora de comer nos reunimos con els avis otra vez y comimos en un restaurante muy chulo de La Rambla. Y después de comer, quedamos con unos amigos de papá y mamá, Jorge y Kerstin, que se casan en julio en Suecia… Y después de eso, vuelta al coche y vuelta a Igualada, donde la iaia me estuvo achuchando y dando muchos besos también.

El domingo después de mi bibi de desayuno, vimos la Formula 1. Bueno, yo intenté verla, pero lo cierto es que me quedé dormido a las primeras de cambio, y no pude animar mucho. Jo, es que después de desayunar siempre me echo una siestecilla! Y claro, así le fue a Alonso… mal! Qué pena 😦  Después de la F1, salimos a dar una vuelta, comimos con els avis y mamá hizo las maletas, pues nos volvíamos para Madrid. El viaje en AVE fue muy cómodo: comí y dormí (y papá y mamá vieron algo en el ordenador), así que se nos pasó rápido. Al llegar a casa estaba tan cansado que me dieron algo de cenar y me quedé frito en mi camita.

El lunes y el martes no hice nada especial, salir con mamá a tomar el sol y a pasear un poquito. El lunes estuve un poco raruno, como dice papá, y es que tenía hambre cada 2 horas y sueño y estaba de mal humor, pero el martes ya se me pasó. Dice mamá que es “jet lag” de tantos días en Igualada y tanto viaje. Pues vale.

Y para terminar la semana, el miércoles fuimos a la Clínica donde nací, pues me tenían que repetir una prueba en el oído, ya que en anteriores ocasiones no había salido muy bien. Mamá se organizó mucho: fuimos temprano en autobús, me dio el biberón, jugué un poco e hice reír a toda la sala de espera con mis uuuus y oooos y mis sonrisas y después mamá me metió en el cochecito y me bajó a la calle a dar una vuelta para que me quedara dormido. Y bien frito que me quedé. Abrí un momento los ojos y tenía cables puestos en los oídos y en un moflete y en la frente y en la nunca, pero no me asusté, porque mamá me agarró la mano y me miró a los ojos como diciéndome “tranquilo”, así que me volví a dormir. Y cuando me desperté de nuevo, ya no tenía los cables y mamá sonreía… ¡la prueba había salido bien! 😀

Y por la tarde, como para celebrarlo, nos reunimos con un primo de mamá, David, que estaba de visita en Madrid por trabajo. ¡Qué guay fue verle! Dimos una vuelta, se compró un cómic en la Fnac, dimos más vuelta y acabamos en un Faborit tomando algo y charlando, hasta que llegó papá y ya nos despedimos: nosotros a casa (que me tocaba cenar, baño y dormir) y David a coger el AVE de vuelta a su casa…

😉

El miércoles pasado cumplí oficialmente 14 semanas. Sí, sé que voy un poco tarde poniendo este post, pero es que el miércoles fuimos a casa de los avis en Igualada y claro, ahí no he hecho nada más que jugar con els avis y con papá y mamá… por eso el blog ha estado algo abandonado, jijijiji.

Semana 14

Durante la semana 14 no he hecho nada especial, básicamente salir a pasear mucho con mamá, que se ha vuelto loca o algo, porque se pone chandal, se pone la música de su iPhone a tope y empieza a andar súper rápido por todo el paseo del río, sudando  cansándose… ¿por qué hace eso? Yo la verdad es que me quedo frito y ni me entero, jejejejeje.

Y como podéis ver en las fotos, me encanta reírme. Aunque lo cierto es que papá y mamá ayudan mucho, porque me hablan mucho y me hacen muchas tonterías, y así es difícil no partirse de la risa. Me lo paso bien con ellos 😀

El fin de semana estuvimos los tres juntos paseando, jugando en casa y viendo otra carrera de F1. Esta vez fue Australia y la verdad es que nos lo pasamos muy bien los tres viéndola mientras desayunábamos… yo con mi mono de Ferrari, ¡claro! Papá dice que estoy muy guapo de rojo, jejejejejeje…

😉

Etiquetas:

El pasado miércoles cumplí 13 semanas. Dicen que el 13 es un número de mala suerte o algo así, pero sinceramente, yo me he pasado esa semana riéndome y hablado con papá y mamá a través de mis uuuuuus y ooooooos, que cada día me salen mejor, dicho sea de paso. Ahora estoy ensayando las eeeees, que alguna ya me ha salido, pero son más complicadas 😀

Semana 13

Lo más importante de esa semana fue el día del padre, ¡qué bien lo pasamos! Los días anteriores mamá y yo estuvimos preparando el regalo y finalmente el viernes se lo dimos. Creo que a papá le gustó mucho, jejejejeje. Además, mamá le regaló un juguete (que dice que papá es como un niño grande) y le preparó una comida que olía muy bien… ¡ya quiero ser mayor para probar esas cosas!

El sábado quedamos con un amigo de papá y mamá, Edu, y fuimos a comer al restaurante japonés Aki. Mamá, que es muy detallista, me vistió con mi yukata de sushi y fui la estrella del restaurante, jejejejejee… Después, fuimos a tomar un zumito y a pasear un rato. El domingo no hicimos nada especial: jugar mucho en casa, pasear por el río y aprovechar al máximo las horas que podíamos estar juntos.

El lunes fuimos a ver a nuestra amiga la pediatra, que me desnudó, me miró los ojos, los oídos, la cadera, me dijo que pesaba 5700gr y medía 59cm y me dijo que tenía fuerza en el cuello, pero que tenía que hacer más ejercicios… ¿más? Jope, pues vale. Por suerte, cuando hacemos los ejercicios mamá me hace reír mucho, así que me lo paso bien.

Y poco más. El martes cumplí oficialmente 3 meses y me dediqué a celebrarlo con papá y mamá hablando, que sé que les gusta mucho. Papá dice que hablo por los codos, pero supongo que viene cansado de trabajar y se equivoca, porque yo hablo por la boca.

Más fotos de mi semana 13, aquí.

😉

Etiquetas:

Categorías

Archivos

Estadísticas

  • 75.656 hits

Álbum del MiniBicho

Mi twitter

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.