Blog de un MiniBicho

Posts Tagged ‘stokke

¿Frío? ¿En Londres?

29102010london_lau-47

¡No! ¿Por qué decís que hacía frío?

😉

Hace unos días mamá llegó a casa con un paquete enooooorme para mí. ¡Para mí! Me encanta recibir regalos… y al abrirlo, esto es lo que me encontré, ¡la Table Top de Stokke!

¡Me gusta!

Se ve que los señores y señoras que hacen mi cochecito, mi cuna, mi cambiador, mi trona, mis sabanas y mis cortinas son fans de mi blog (o sea, de este blog :P) y querían hacerme un regalito, así que ahora ya puedo sentarme en mi trona Tripp Trapp y tener un espacio exclusivo para mí en la mesa grande… ¡mola! Hay varios dibus para poner en la Table Top, pero mamá me puso éste y dijo que dentro de unos meses me lo cambiaría por otro, así vamos cambiando… ¡está guay! ¡Me gusta la jirafa y las tortugas y el pajarito parecido al de twitter y todo!

A ver, a ver...

Me gustó mucho, pero como todo artículo que es para mí, tuve que hacerle mi “test de resistencia personal”. Ejem, ¿esto se puede comer?

¿Y esto se puede comer?

Vale, parece ser que no, que no se puede comer pero… ¡me gusta igual!

Me gusta mi regalo

Si queréis ver alguna foto más, aquí están 🙂

¡Muchas gracias señores de Stokke! (¿cómo se dirá esto en noruego? es que me dijo papá que estos señores son de Noruega…)

😉

Antes de nacer papá y mamá compraron una trona súper molona llamada Tripp Trapp y ahora que ya soy mayor, ¡ya he podido estrenarla!

La montaron un domingo por la mañana mientras yo veía Cars (no sin algún incidente, que papá se hizo daño en la mano intentando encajar algunas partes… es que a veces es un poco bruto, pero me encanta, porque lo hacía para que yo pudiera tener mi trona :D) y enseguida me subieron para ver mi reacción… ¡y me gustó, claro!

Tripp Trapp

Me gusta estar en la trona mientras los mayores comen y yo les miro, juego, le doy golpes a la mesa…

Fieeeeshta

… o leo! 😀

Leyendo

😉

Etiquetas: , ,

El sábado dormí por primera vez solito en mi habitación. Hasta ahora siempre había dormido con papá y mamá, en su habitación, pero el sábado decidimos que ya era el momento de “independizarme” e irme a mi habitación, ¡que me encanta! (es que papá y mamá la pintaron para mí y le pusieron mi nombre en la puerta :D).

Yo ya tenía ganas de dormir solito y se lo dejé claro a papá y a mamá: ni me inmuté, así que el domingo papá y mamá desmontaron el futon que todavía quedaba en mi habitación para dejar espacio para mi cuna y que me habitación sea eso, mía. Dice mamá que todavía faltan algunas cosillas ahora que ya me he mudado definitivamente allí, pero que poco a poco. Pues vale, pero mamá ¿cuándo vamos a Ikea dices? 😀

Así que os presento mi nueva habitación. Aquí la zona de la estantería y el cambiador, con las cortinas de Stokke que tanto me gustan… ¡tan llenas de animalitos!

Estantería, cambiador y ventana

El armario que me montó papá, al lado del cambiador:

Cambiador y armario

El sillón donde mamá me da el bibe por las noches y mi minicuna:

Sillón y minicuna

La minicuna y la bañera, donde papá y mamá me bañan todas las noches (y yo disfruto como un loco y lo pongo todo perdido de agua, jejejejeje):

Minicuna y bañera

¡Me gusta dormir solito en mi habitación!

😉

Etiquetas: ,

El fin de semana pasada salimos a dar una vuelta por el centro de la ciudad para ver algo llamado “carnaval”. Yo, sinceramente, me quedé frito en mi Stokke Xplory, así que no me enteré mucho, jijijiji, pero papá me contó después que le había gustado mucho poder pasear por el centro de una calle llamada Gran Vía, que dice que normalmente está a tope de coches… y me enseñó una foto, para que lo viera:

¿Y eso está lleno de coches normalmente? Uau!

😉

Hace una semana fui con papá y mamá a dar un paseo con unos cuantos amigos frikis con cámara. Algunos iban cargados con mochilas llenas de trastos fotográficos que tenían pinta de pesar muchísimo (y papá me contó que antes de que yo llegara mamá y él también iban así de cargados). Por suerte, yo iba en mi Stokke Xplory tan feliz… eso sí, todavía iba en el capazo… ¡y yo quiero ir en mi sillita, jo! ¡Que sino no veo nada!

Estuvimos paseando por el centro de Madrid, pero eso casi mejor os lo explican papá y mamá, que saben exactamente por donde fuimos. A mí me gustó el sitio del final, que papá me dijo que se llamaba “Templo de Debod”. Me pareció súper chulo, así que le pedí a mamá que me hiciera una foto (y se nota que ya nos vamos entendiendo, porque lo pilló y me hizo una foto en la que se me viera bien delante del Templo de Debod, jejejeje):

Me lo pasé muy bien, sobre todo en la comida donde todos me dijeron que soy muy guapo y que voy vestido muy moderno, jejejeje (aproveché para pedir mi bibi justo cuando estaban todos comiendo, así papá y mamá me tuvieron que dar de comer delante de todo el mundo, y así todos me decían lo guapo que soy :D)

😉

El fin de semana pasado papá y mamá se dieron cuenta de que ya soy mayor y de que me aburro cuando me meten en el capazo de mi Stokke Xplory… ¡yo quiero pasear en la sillita, ya! 😀 A ver, no me entendáis mal, en el capazo voy muy cómodo y calentito, sobre todo para echarme un sueñecito, pero cuando me despierto, ya sabéis que me va la marcha y quiero ver lo que hay a mi alrededor, y con el capazo no veo nada, jo!!!

Total, que el finde pasado montaron la sillita para ver qué tal quedaba anclado yo en ella… pues cómo voy a quedar, ¡estupendo!

Así que me compraron el saquito para las piernas y dicen que cuando empiece a hacer un poco menos de frío (que parece ser que ahora han vuelto a bajar las temperaturas, o eso me dijeron. ¿Será una excusa?) que ya me pasan a la sillita.

¡Bieeeeeeeen! ¡Qué ganas tengo de ver mundo!

😉

Etiquetas: ,

El último día del año mamá y papá decidieron que era el momento de ir a dar un paseo los tres juntos, aprovechando que no caía agua del cielo. Nos abrigamos mogollón, me metieron en mi cochecito Stokke Xplory y salimos a dar una vuelta. Fuera hacía frío, pero yo iba tan abrigado que ni cuenta me di, jejeje.

Aquí me tenéis con papá, que iba súper orgulloso… ¡no paraba de mirarse reflejado en los escaparates de todas las tiendas!

Al final empezó a caer agua del cielo otra vez y tuvimos que volver a casa, pero me gustó el paseo… ¡mucho!

🙂

Ayer recibí un paquete dels avis d’Igualada. La iaia, a la que se le cae la baba con sólo pensar en mí, me ha hecho unas sábanas para mi minicuna y unas fundas para mi cambiador (¡las ha hecho a mano! ¡Increíble!), además de enviarme un par de baberos:

La minicuna está ya lista para mi llegada:

Y el cambiador también:

¡Gracias iaia! 😀

Después de unas semanas de espera, ayer por fin llegaron un montón de paquetes con unas letras grandotas en las que ponía Stokke, ¡y eran todos para mí! ¡Aún no he nacido y ya me han llegado mogollón de regalazos! Creo que esto me gusta… Papá y mamá se pusieron también muy contentos y me explicaron que era mi cochecito y los muebles para mi habitación… ¡ole! 😀

Primero montaron el cochecito, que se llama oficialmente “Stokke Xplory“. Montaron tanto la sillita que utilizaré cuando sea un poco más mayor como el capazo en el que iré los primeros meses. ¡Me encanta el color verde que escogieron! (será que con papás como los míos, yo he salido parecido, porque tampoco me gustan demasiado los típicos rosas o azules…). Después de montarlo estuvieron un rato “practicando”: no pararon de tocar palancas y opciones para aprender a utilizarlo correctamente. Que si sube la barra para papá, que si bájala para mamá, que si sube el capazo, que si baja el capazo, que si ponlo a dos ruedas, que si frénalo… Creo que se lo pasaron en grande, 🙂

Stokke Xplory sin montar

Stokke Xplory con sillita

Stokke Xplory con capazo

Después montaron el cambiador, llamado “Stokke Care“. Les costó un poco más, pero entre la ayuda de mamá y las ganas y fuerza de papá consiguieron montarlo bastante rápido… ¡y eso que éste sí que venía a trozos!  La verdad es que voy a estar súper a gusto en ese cambiador, porque es muy grandote y tiene mucho espacio para guardar mis cositas… ¡me encanta!

Stokke Care por montar

Stokke Care montado

Y finalmente, a pesar de que papá estaba molido, montaron también mi minicuna llamada “Stokke Sleepi Mini” y guardaron lo que necesitarán en un futuro, cuando yo sea más mayor y me pasen a una cama un poco más grande, jejejejee. La cuna les resultó bastante fácil de montar (aunque el pobre papá estaba ya cansadísimo, porque mamá intentaba ayudarle, pero claro, yo peso lo mío :)) y una vez montada, mamá se dedicó a ponerle las sábanas y las mantitas… ¡ya está lista para mi llegada!

Stokke Sleepi por montar

Y no veáis, la cunita tiene una pinta de ser más cómoda… Ya sé que como dentro de mamá no voy a estar en ningún otro sitio, pero bueno, va a ser lo más parecido!

Stokke Sleepi Mini montada

Ahora les falta ordenarlo todo en mi habitación, pero me han dicho que todavía no pueden porque dentro de dos semanas vienen los tiets Edu i Neus, así que hay que dejarles espacio en mi habitación. Bueno, vale, pero después ya lo organizáis todo, eh?! Que yo a los tiets les quiero mucho pero mi habitación es mi habitación!

Pero sé que lo van a hacer pronto, si sólo hay que verles, que se les cae la baba inspeccionando los muebles:

Papá revisando los muebles

😉


Categorías

Archivos

Posts Más Vistos

Estadísticas

  • 75.934 hits

Álbum del MiniBicho

Mi twitter

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.