Blog de un MiniBicho

Posts Tagged ‘Igualada

La iaia tiene muchos vasos de fiestas, debe ser que es una fiestera y que sale mucho. Iaia, a ver cuándo me llevas contigo a una de estas fiestas en las que te dan vasos de plástico, eh!

Vasos

Y como un vaso es para beber, a ver qué cae…

¡A beber!

¡Iaiaaaaaaa! ¡Que el vaso está vacíoooooo!

¡Que aquí no hay nada jo!

Más fotos en la semana 48.

😉

Etiquetas: , ,

El avi y la iaia me compraron una trona para que pueda sentarme con ellos en la mesa cuando comen, porque dicen que ya soy un niño mayor. ¡Bieeeeeen!

En la mesa

Y también me han comprado un plato del Bob Esponja para que pueda comer con ellos:

Con els avis

¿Verdad que se les ve orgullosos de nieto? jejeje.

Más fotos en la semana 48.

😉

El sábado pasado me enamoré. Fue un flechazo. Un auténtico flechazo. Fue ver a Sira y, ay, no sé, no podía parar de sonreír (más de lo que sonrío normalmente).

Yo estaba tan tranquilo esperando en el restaurante, sin saber lo que me iba a pasar en unos minutos…

Libro

Y apareció Loles con sus dos hijas, Gisela y Sira. La hermana mayor, Gisela, también es muy guapa y me gustó mucho, pero claro, me decía mamá que Gisela tiene novio, así que por ahí no había nada que hacer.

Gisela

Y jugando, jugando me metí a mi futura suegra Loles en el bolsillo:

Loles

Y aunque me reí tanto con Loles como con Gisela, con Sira era especial:

Loles i Sira

Aaaaaaaay, qué guaaapaaaaa…

Sira

😉

Más fotos en el álbum de la semana 48.

Etiquetas:

Desde hace unas semanas ya como todos los días yogur… ¡me gusta! Pero lo que me gusta más es meter los dedos en el yogur y hacer pastitas, jejejejeje…

Yogur

¡Suerte que la iaia me deja hacerlo!

Más fotos en la semana 48.

😉

Etiquetas: , ,

Ya os he contado lo de la hamaca y el avi, así que ahora os voy a contar otros recuerdos más de mi último fin de semana en Igualada…

Empezamos con el tiet Edu y la tieta Neus, que estaban muy cansados, pobres, porque el papá de Neus estaba un poco malito, pero creo que conseguí mi objetivo: ¡hacerles sonreír un rato!

Por la noche, aguanté despierto para poder verles y hacerles mi terapia a base de mis risas durante un rato, jijijiji:

Tiets!!!!!!

Y al día siguiente jugamos un buen rato…

Jugando con els tiets

… y también salimos a tomar un apertivo, aunque a mí no me dieron nada, jo 😦

Tiet

Además dels tiets, disfruté mucho jugando con els avis, claro! La iaia Teresa y l’avi Ramon también disfrutaron mucho conmigo, jijijiji. De hecho, a la iaia le gusta jugar mucho conmigo antes de meterme en la cuna y papá y mamá dicen que me pone “espídico”. No sé a qué se refieren…

Amb la iaia

La iaia también me deja jugar con sus plantas:

Hojaaaaaas

Y l’avi, además de dejarme su hamaca, me hizo reír en el sofá:

Amb l'avi i la iaia

Y cuando estaba con l’avi y la iaia, mejor que mejor ^_^

Amb l'avi i la iaia

Me lo paso bien en Igualada… A ver cuándo volvemos!

😉

Etiquetas: , , ,

Hace unas semanas, cuando estuve en Igualada visitando als avis y als tiets, probé otra vez la hamaca de l’avi… que tiene muchos colores y se mueve mucho, jijijiji:

Hamaca

L’avi me dejó tumbarme a mi solito, pero después quiso compartir el rato conmigo en la hamaca:

Hamaca

¡Me gustó la hamaca!

Papá, mamá, ¿me compráis una? 😀

😉

Etiquetas: , ,

El pasado fin de semana estuvimos en casa dels avis en Igualada, ¡que hacía mucho que no les veía! La tieta Neus vino a buscarnos al coche ese tan grande que tiene nombre de pájaro o algo así y nos llevó en coche hasta Igualada. Yo la verdad es que me quedé frito y sólo me desperté cuando llegamos, jijijiji. Y allí me esperaban los avis y el tiet Edu… ¡y regalos! Es que había sido mi santo, claro 😀  ¡Y un sorpresa! Una hamaca súuuuper cómoda para que pueda descansar siempre que vaya a verles… ¡guay, ya no tendré que usar la “manta de actividades rústica” que decía papá! Después de los regalos, los besos y las carantoñas, papá y mamá me bañaron, el tiet intentó darme un bibi (pero yo no tenía hambre), así que me pusieron a dormir y… ¡descubrí que puedo moverme por la cama… para arriba, para abajo, para un lado, para el otro, en diagonal… qué divertido! 🙂

Por cierto, mirad qué cómoda es la hamaquita… me quedé frito varias veces en ella, jijijiji… gràcies avis! 😀

Collage_Hamaca

El sábado por la mañana dimos un paseo, papá se tomó eso llamado “barrejat” que tanto le gusta y aprovecharon para darme el bibi mientras esperábamos als avis:

Collage_Barrejat

Y después la iaia me llevó a su ex-trabajo donde un montón de mujeres gritaron y gritaron diciendo “que guaaaaaaapu”. Fue un poco estresante, la verdad, pero divertido a la vez, jijiji. Paseamos con els avis y de casualidad (es que Igualada es pequeño) nos encontramos con el primo David y el primito Oriol en su bici… ¡qué divertido eso de la bici! Aunque yo estaba muy cómodo durmiendo también, y mirad qué guapo con mi gorrita estilo chulapo (todo el mundo que me veía me decía que estaba muy guapo de “chulo madrileño”):

Zzzzzzz

Estuvimos un rato hablando con David y Oriol y al volver a casa nos encontramos a los tiets, que venían a comer con nosotros… ¡guay!  ¡Y me dieron un regalo! ¡Más regalos! ¡Qué guay! Un libro de un “mico”… ¡me gustó mucho!

Collage_mico

Y todo bien hasta que me tocó comer la fruta a mí… ¡nooooooo! ¡Mamá, no me sientes en tus rodillas, que no estoy cómodo! ¿Plátano? ¡Nooooooo! Lloré y lloré aunque al final me comí la papilla bajo la preocupada mirada del tiet Edu… y como el pobre me miraba tan preocupado decidí que ya nos tocaba hacernos algunas fotos todos juntos, los tiets y yo. Aquí una, a qué estamos guapos? 😀

Amb els tiets

Y después, fuimos los cinco a tomar algo en una terraza y cuando volví  a casa, allí estaba una amiga de la iaia, Ester, a la que  ya conocía y que me cae muy  bien, ¡me hace reír! Mamá y papá me bañaron, y yo estaba tan contento que me moví mucho y puse todo perdido de agua, luego me dieron el biberón, Ester se fue a su casa y yo me fui a dormir… ¡fue un buen sábado! 😉

Y el domingo tampoco estuvo nada mal! ¡Que yo cumplía 5 meses! ¡5! Ni uno, ni dos, ni tres ni cuatro… ¡cinco! ¡Ya soy mayor! Jejejejejejeje… Después de desayunar nos encontramos con unos amigos de mama, Ester y Jordi, y su hijo Adrià, que está muy grandote y es muy activo. ¡Me saca tres meses, jo, qué mayor es!. Mamá y papá me dieron de comer allí, luego fuimos a casa dels avis un rato a hacernos fotos en el jardín lleno de flores que el avi cuida todos los días…

Collage_jardin

… y después a casa de la tieta Natalia, donde estaba el primito Oriol con su tiet Joan, su novia Carmina y la peque Nuria. Los papis de Oriol, David y Nuria, estaban dando un paseo con el pequeñajo de la casa, Arnau, porque estaba malito con una enfermedad contagiosa, según me contó papá y por eso no podían estar conmigo… qué rollo… 😦  Después de estar un rato con ellos, volvimos a casa del avis, todos comieron y después me tocó fruta y mamá aprendió la lección: me sentó en la tumbona (¡bieeeeeen!) y no puso plátano (¡bieeeeeen!) y yo comí y comí y comí y sonreí mucho, jijijiji. Y me reí! Y agarré la cuchara! E intenté comer yo solito! Y me reí más! Y me lo terminé todo 😀

Collage_papilla

Y después de comer, mamá me metió en el coche del avi y supongo que fuimos a Barcelona, porque me dormí tooooodo el trayecto,jijiji y me desperté cuando llegamos a la estación. Dije adiós al avis y subimos al cochecito grande que me parece que se llama tren, pero no me hagáis mucho caso. Jugué un rato con el libro súper chulo del “mico” que me habían regalado els tiets (¡me encanta!), me dormí, comí un súper biberón, llegamos a casa, me bañaron y me dormí.

Fue un fin de semana fantástico. Como siempre que voy a Igualada. Me encanta.

😉

Etiquetas: , ,

Ya lo sabéis todos, soy muy dormilón. Hace un par de semanas, cuando estuvimos en Igualada en casa dels avis, ¡me quedé frito en la mesa, con el avi, mientras ellos comían!

Durmiendo con el avi

El avi tuvo que comer con una sola mano, pero me parece que no le desagradó, ¡porque no me soltaba! 😀

Avi orgulloso

😉

Etiquetas: , ,

El viernes pasado salimos de casa cargados. Yo no sabía qué pasaba, así que papá me lo explicó: íbamos a pasar el fin de semana a Igualada, en casa dels avis… ¡genial! 😉 Para llegar hasta ahí cogimos un cochecito muy grande y largo que me dijeron que se llamaba AVE y que, al contrario que el mío, que sólo me lleva a mí, puede llevar a mucha gente a la vez. Yo quería verlo bien, así que lloré un poco al principio para que me sacaran del cochecito y pudiera ver ese tal AVE… ¡y me gustó! Me sentí como en casa: me cambiaron el pañal, me dieron el bibi y me quedé dormido con el movimiento del tal AVE… ¡una maravilla! ¡Yo quiero volver a subirme a ese tal AVE!

Cuando nos bajamos del tal AVE, no vi a los avis por ningún lado, pero sí a la tieta Neus que me metió en su coche. ¡Qué lío! ¿Pero no íbamos a casa dels avis? En el coche, mientras intentaba encontrar la postura en una sillita que había solo para mí, mamá me explicó que estábamos en Barcelona y que la casa dels avis estaba en Igualada y que la tieta Neus nos llevaría hasta allí… ¡ah, vale! La verdad es que me quedé tranquilo con la explicación de mamá y… ¡me dormí!

Por fin llegamos a Igualada y la iaia se me comió a besos. De hecho, no paró de comérseme a besos durante todo el fin de semana, jejejeje, creo que le gustó mucho verme. Nada más llegar, me cambiaron, me bañaron y me dieron el biberón para dejar que yo empezara a dormirme mientras ellos iban a cenar, aunque el tiet Edu no paró de hacerme caricias y de cogerme… ¡creo que le gusto mucho! Además, la iaia me hizo muchas carantoñas y l’avi comenzó a sacarme muchas fotos y el tiet y la tieta me regalaron una camiseta súper chula. Yo no entiendo muy bien por qué soy 2.0, si sólo soy uno, pero papá me dijo que ya me lo explicaría más adelante (por cierto, tengo cara de asustado porque el “2” era muy grande y me daba miedo que se me fuera a comer):

Todos estaban pendientes de mí y… ¡me encanta! Yo estaba cansado y la cunita de casa dels avis era muy cómoda, así que sin darme cuenta dormí más de 4 horas entre un biberón y otro. Papá y mamá dijeron que era todo un récord, aunque yo no sé a qué se referían, pero desde luego ellos estaban muy contentos… Aunque me gustan las noches de fin de semana, porque además de mamá (que siempre me prepara el bibi y me cambia), los fines de semana también se levanta papá:

Antes de irme a dormir, por cierto, abrí muchos regalos que me habían dejado en casa dels avis. Una rana (que mamá bautizó como “la granota Miqueleta”, aunque papá decía que a él ese nombre no le gustaba) y unos calcetines de los padres de la tieta Neus, un osito (que mamá bautizó como “l’osset Filomenu”, que a papá sí que le gustó) y una mantita de una vecina de la iaia, ropita veraniega de parte de una amiga de la iaia y un pijamita y ropita moderna para este verano de l’avi y la iaia (y la camiseta dels tiets, claro):

A la mañana siguiente me levanté para darle los buenos días a l’avi y a la iaia, que no paró de hacerme carantoñas hasta la hora de comer (yo creo que quiere que vuelva a visitarla pronto :D). Antes de salir, llegaron els tiets, que me dieron de comer y me cuidaron un rato y llegó mi tieta-àvia Natalia (ella hace broma y dice que la tengo que llamar tieta-abuela, que tieta-àvia no le gusta cómo suena, y tía abuela tampoco. Pues vale :D) que me cogió y me hizo muchas carantoñas también hasta el momento de ir a un restaurante donde íbamos a comer. ¡Y nos hicimos todos muchas fotos! Mirad, mirad:

Fuimos en coche, aunque esta vez la sillita no estaba en el coche de la tieta Neus, sino en el del avi. Pasamos por un bosque, vimos caballos y finalmente llegamos a una masia, me contó mamá, llamada Ca L’Escolà donde íbamos a disfrutar de una calçotada. Yo no sabía qué era aquello, pero papá estaba muy emocionado, así que tenía que ser bueno seguro, porque papá es como yo, muy comión! 🙂 Aunque yo soy muy pequeño y me tuve que conformar con mi bibi de siempre, aquí me podéis ver, listo para la calçotada:

Allí conocí a Loles y a sus dos hijas Gisela y Sira, a las que se les caía la baba conmigo, jejejeje. Me hicieron muchas fotos, me dijeron muchos piropos, me cogieron en volandas… en fin, que fui el rey de la fiesta otra vez, y no esos calçots, jejejeje 😀

Al llegar a casa después de la calçotada, vino a buscarnos una amiga de mamá, Ester, y su pequeñajo Adrià y fuimos a dar una vuelta por Igualada. Adrià es muy grandote, pero muy simpático… ¡me cayó muy bien! Estuvimos contándonos nuestras cosas mientras los mayores hablaban sin darse cuenta de nada, aunque como él es muy mayor, que ya tiene cuatro meses, era él el que me contaba todo, y me decía que dentro de poco empezaría a comer que si cereales, que si frutas. ¡Mola! Ya quedamos en que cuando yo fuera a Igualada de nuevo le mandaría un mensaje para quedar 😉

Después, ya en casa, vino una amiga de la iaia a verme, me bañaron, me pusieron el pijamita, me dieron el biberón y después de muchas carantoñas y palabras dulces de la iaia, me fui a dormir. Parece ser que superé otro récord, porque pasaron casi 5 horas entre bibi y bibi… ¡pero es que estaba cansado y la cunita es muy cómoda! 😀

El día siguiente conocí a mucha gente y me hicieron muchos regalos. Primero llegaron los tiets (y el tiet Edu me dio un bibi, ¡ya lo tiene dominado!), luego la tieta-abuela Natalia y después los primos de mamá: Joan con su novia Carmina y la hija de ésta Nuria, y David con su mujer Nuria y sus dos hijos Oriol y Arnau. Joan, Carmina y Nuria me regalaron ropita y unos zapatos súper modernos, mirad, mirad:

Y David, Nuria, Oriol y Arnau me regalaron ropita friki y un sapo que se cuelga en la pared y recoge cosas de la bañera, que es tan grande que lo tuvimos que dejar en Igualada, así que ya os lo enseñaré otro día cuando lo traiga la iaia en el AVE (el primo David me llama a veces Magneto porque dice que me llamo como él. Parece que ese tal Magneto debe de ser un señor que mola mucho, como yo):

Todos juntos (¡los 15!) comimos en casa de la iaia… fue muy divertido, porque había mucho ruido y a mí me encanta el jaleo. Oriol no paraba de hacer cosas con Nuria, Arnau en cambio estaba más tranquilo y yo iba de mano en mano, aunque la tieta Neus me tuvo mucho rato en su regazo. Al final, los peques nos quisimos hacer una foto todos juntos, para recordar el momento… y Nuria me cogió muy bien! 😉

Después de comer, vi que mamá recogía todas las cosas y supe que nos íbamos. ¡Jo, qué penita! ¡Con lo bien que se está con els avis! Pero mamá me dijo que les íbamos a ver pronto, así que me quedé un poco más tranquilo. Fuimos con los avis en coche hasta Barcelona y allí, antes de coger el cochecito ése llamado AVE (¡me encanta!) conocí a dos amigos de Twitter, a los que yo llamo cariñosamente mis “avis virtuals”: @miquelquintana y @martuchi… ¡qué simpáticos son! Me encantó conocerles, me cayeron muy bien. Ellos se piensan que estuve dormidito todo el rato, pero les estuve vigilando con un ojillo 😀

Estuvimos un rato con ellos hasta que llegó la hora de subir al AVE y volver a casa. Yo me tomé mi bibi nada más subir al AVE y estaba tan cansado después de un fin de semana tan intenso que me quedé dormido. Cuando volví a abrir un ojo, mamá preparaba mi pijamita mientras papá preparaba el baño, ya en casa. La verdad es que me lo pasé bien en Igualada, pero me gusta mucho mi casita. Me bañaron, cené y a dormir… ¡fue un fin de semana intenso, pero muy divertido!

Iaia, avi… que torno a Igualada molt aviat, eh! No llenceu la banyera ni el llitet ni res de res, jejejejeje.

😉


Categorías

Archivos

Estadísticas

  • 75.656 hits

Álbum del MiniBicho

Mi twitter

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.